JEFES - CAIDOS POR LA PATRIA
REGIMIENTO 7 DE INFANTERÍA "Cnl CONDE"

Esta unidad Sanmartiniana guarnece La Plata desde el 12 abril de 1917. Fue creada durante la primera campaña al Alto Perú el 21 de noviembre de 1810, en Cochabamba.

Combatió en Huaqui -20 de junio de 1811-, al mando del Sargento Mayor D Bartolomé Guzmán, tras lo cual, se dio por terminada la campaña y se disolvió la Unidad, situación habitual de las Unidades después de las campañas en esa época.

El R I 7 formado por soldados morenos esclavos libertos acompaño al entonces Coronel D José de San Martín en la expedición auxiliadora al Alto Perú, revistando después de Ayohuma a sus órdenes en él ejercito auxiliar del Perú (del norte). Combatió en Sipe-Sipe (29 de noviembre de 1811) al mando del Teniente Coronel D José Celestino Vidal, siendo desmovilizado en la Huacalera (Jujuy) en febrero de 1816, en diciembre del mismo año, va a vivir su hora más gloriosa, al integrar él Ejercito Libertador, como Batallón 7 de Los Andes al mando del Teniente Coronel D Pedro Conde (1785-1821). La ruta de los patos fue testigo del paso del 7 y la acción de Chacabuco él 12 de febrero de 1817, corona su estirpe con el escudo que hoy luce en su brazo con la leyenda: " Chile restaurado por el valor en Chacabuco", continua con la campaña al Sur de Chile, donde combate en Gavilán, Carampangue, Talcahuano. Participa en Cancha Rayada integrando la división derecha que se retirara intacta del campo de Marte y la gloriosa victoria de Maipú, formando parte de la reserva del ataque en orden oblicuo contra los realistas. Se reconoce a este Regimiento como uno de los hacedores de la libertad de Chile.

Esta antigua unidad que ostenta en su haber un gran bagaje de legendaria valentía, tiene fecha de creación el 2 de junio de 1812, cuando el Triunvirato, con Pueyrredón, Chiclana y Rivadavia, ejercía el timón del mando de nuestra incipiente República. Sin embargo, antecedentes que obran en el Archivo General de la Nación y en el archivo publicado por el distinguido historiador Adolfo P. Carranza, se menciona el nombre del Regimiento 7 de Infantería con anterioridad a la del 2 de junio de 1812. Para dilucidar su situación trasladémonos a los hechos de armas de la Primera Campaña del Alto Perú y obtendremos los siguientes datos:

a) En las listas de revista fechada el 9 de junio de 1811 (antes del 'desastre de Huaqui), en Laja figuran las correspondientes a las 2da, 3ra y 5ta compañías del Regimiento de Infantería N7 y la de la 1ra compañía del segundo batallón "Cochabamba" del mismo Regimiento.

b) Con motivo de la desgraciada culminación de la campaña se formó el llamado "Proceso del Desaguadero', y entre las declaraciones prestadas figura la de José Bolaños, "Teniente Coronel del Regimiento de Infantería Nro 7", con fecha 2 de abril de 1812.

De las pruebas que obran en a) y b) podemos deducir que el Nro 7 fue dado al Regimiento de Cochabanba,creado por decreto de la Junta Gubernativa el 21 de noviembre de 1810 ("colección de leyes y decretos militares", tomo 1, pág. 24 por Ercillo Dorninguez..

Por otra parte, existen además antecedentes como que este Regimiento operaba en la Banda Oriental con anterioridad a la fecha, impuesta como creación (2 de junio de 1812), fácilmente aseverado por:

a) Un decreto del 20 de marzo de 1812 nombra "al Capitán de Infantería Francisco de Vera Sargento Mayor del Regimiento de Infantería Nro7 del Ejército del General José Artigas" (Tomas de Razón, libro 69, folio 265).

b) El 11 de abril de 1812 se designa a D. Matías Larraya "Capitán de una de las compañías del Regimiento.Nro 7, que se va a formar en la Banda Oriental" (Tomas de Razón, libro 69, folio 266).

c) La "Gazeta Ministerial" del 17 de abril de 1812 menciona la relación de los trabajos del Gobierno en los seis meses que han corrido desde su instalación y dice: "Se ha puesto en planta la creación de un Regimiento de Granaderos a Caballo, de otro de Infantería en la Banda Oriental con el N9 7, y de otro en la misma forma para Corrientes y sus dependencias".

d) El 31 de octubre de 1812, Manuel de Sarratea, desde Ao de la China (hoy Concepción del Uruguay), cursó al secretario de Hacienda del Triunvirato la siguiente comunicación. "Con el objeto de no distraer la escasa tropas los regimientos de líneas en partidas, correrías y demás atenciones precisas del Ejército, he resuelto que los ciudadanos del batallón 7 de línea que se hallan en este campamento pasen a formar una compañía de cincuenta plazas, por ahora, a titulo de policía del Ejército" (Archivo General de la Nación).

El análisis de este periodo nos permite dar a luz dos cosas: primero, que el regimiento 7 estaba organizado con bastante antelación a la fecha de la nota y, segundo, que de esta unidad surgió la compañía de cincuenta plazas como policías de Ejército, que coincidiría en cierto modo con el de la designación recaída el 11 de abril de 1812 en la persona de D Matías Larraya como "Capitán de una de las compañías del regimiento 7 que se va a formar en la Banda Oriental "

El 31 de mayo de 1813 fue recreada por soberana asamblea de dicho año, siendo su Jefe el Teniente Coronel D Toribio de Luzuriaga. (Anexo 1 Jefes de la Unidad).

Desaparecido el triunvirato por la justa y varonil intervención del flamante Jefe de Granaderos a caballo, Coronel San Martín, el pueblo de las provincias Unidas fue regido por la asamblea constituyente del 1823 . Bajo el gobierno de esta, reaparece en Buenos Aires un batallón llamado indistintamente de Libertos o Nro 7, que ese ano marcharía formando el disciplinado conjunto de la expedición a ordenes de San Martín, para reemplazar Belgrano en el mando del Ejército Auxiliar del Perú. El genial táctico paz en sus memorias póstumas, con referencia a los esfuerzos que recibió el Ejército que operaba en el; norte , expresa:

"A mas de dos escuadrones del regimiento de granaderos a caballo, había venido a engrosar el Ejército un hermoso batallón de setecientas plazas (el Nro 7), al mando del Tcnl Toribio Luzuriaga.

Este ilustre Jefe del incipiente Ejército Argentino pudo confirmar con su unidad un cuerpo disciplinado y aguerrido para el combate de aquella época.

Venían instruidos en la táctica moderna, de modo que eran los cuerpos que servían de, modelo en las dos armas".

Allí, en el duro trajinar de la vida en campaña, de 1 agreste suelo del altiplano, el Nro 7 asistió con heroísmo y sacrificio en Sipe-Sipe, enlutada refriega de filosas bayonetas.

De nuevo cuando el año 1816 está marcando su ocaso, el Regimiento Nro 7 entra decididamente a constituir la aguerrida masa sanmartiniana para iniciar su destino histórico a través de los Andes, entre las largas columnas del Ejército Libertador, jalonando su magnífico esfuerzo por la alta montaña, en Chacabuco, batalla modelo consagrada y ejecutada con precisión matemática.

Trajina por los campos incendiados del sur chileno, está presente en Gavilán, en la heroica arremetida de Talcahuano, en la tristemente célebre sorpresa de Cancha Rayada y alcanza el ápice superior de su gestión en el ajedrez político de América: Maipú. Siempre al norte, zarpa de Valparaiso en la otoñal tarde del 20 de agosto de, 1820 y asiste a la toma de Lima y de la fortaleza del Callao. Los puestos intermedios conocen su guapeza: Calama, Torata, Aloquegua, bastiones legendarios del coraje criollo.

Integró la expedición libertadora al Perú en 1820, Pisco, Anconhuaras, 2da campaña a la Sierra, defensa de Lima, todas ellas sintieron la presencia del 7 en el País hermano, culminando su historia al integrar el Regimiento del Río de la Plata - fusionándose con el Batallón Nro. 8 de Los Andes.

Y luego del incendio, la desunión. Gobiernos embrionarios en el Perú; luchas internas -federalismo o centralismo- en el Río de la Plata. Años inciertos, sobreviviendo a punta de heroísmo, hasta el entrevero final de Ayacucho, la última batalla,. en 1824. Deshechos, sin salarios, desvestidos, los restos de la unidad diezmada, retornan al país y sus rastros desaparecen durante la era rivadaviana. Las tremendas convulsiones del fusilamiento de Dorrego y la posterior intervención armada de Gran Bretaña y Francia borran el rastro de la unidad, cuyo número patronímico reaparece el 22 de diciembre de 1856 nucleado en torno del plantel de la compañía de línea de guarnición en Santa Fe.

Años después (1861) el gobierno del estado de Buenos Aires reorganiza el regimiento sobre la base de la Guardia Nacional pasiva; Buenos aires, san Nicolás, Paraná, Santa Fe con sus posteriores destinos, en 1862 revista en Corrientes; en 1864 Melincué, y luego en Río Cuarto 1865, La Carlota 1866 y San Luis 1867, alístandose en la Campaña del Interior, al mando del General Wenceslao Paunero, marchando con el general José Miguel Arredondo a La Rioja, San Juan y Catamarca.

Mayo de 1867 lo ve abarcar un amplísimo escenario: Mendoza, San Juan, San José, La Rioja, Córdoba, Río Cuarto. Un año más, 1868 y aparece al norte en Salta y Tucumán, pasando en 1870 al convulsionado Entre Ríos, que sigue al asesinato de Urquiza.

En 1872 marcha al Fuerte Gral Paz y otra vez el torbellino jordanista lo absorbe hasta 1874, en que retorna a Buenos Aires y de inmediato se enrola en las luces opuestas a la revolución mitrista. El avance general de las fronteras de 1876-78 lo cuenta en primera línea, empeñándose en acciones sucesivas contra las tribus pampas y ranqueles y marcando a puro heroísmo las desoladas rutas de las planicies bárbaras. Trenque-Lauquen, Guaminí, Azul y otra vez la guerra civil acediando a los sitiadores de Buenos Aires de 1880.

En la segunda mitad del siglo XIX, reapareció como Batallón 7mo de Línea interviniendo en las luchas civiles de la organización nacional, siendo su jefe el Tcnl D Julio Argentino Roca, de allí el nombre del Museo Militar de la Unidad, y en las duras, difíciles, y sacrificadas campañas al desierto

Así en la presidencia de Sarmiento (1868-1874) estuvo en la primera línea de fronteras; durante la gestión de Nicolás Avellaneda (1874-1880) en el adelantamiento de la frontera (1876) del río salado a la zanja de Alsina (fundando a su paso la ciudad de Guaminí) y en la campaña al río Negro (1879). Durante la presidencia de Roca (1880-1886), participó en la campaña al Chaco (1884) y en la línea de fortines norteños.

En 1883 hace la dura campaña del Chaco, donde permanece hasta 1890, en que pasa a Zrate y Buenos Aires (1891). Las constantes fluctuaciones políticas le marcan una sucesión de destinos: San Luis (1895), Río Cuarto, Córdoba y otra vez San Luis, al servicio de la Intervención Nacional.

El decreto de movilización de conscriptos del 25 de enero de 1897 lo torna como base de un regimiento de tres batallones y queda de guarnición en Río Cuarto. En 1898 da el núcleo para los conscriptos cordobeses hasta su disolución, desaparecidas las causas de tensión internacional que originaran tales medidas preventivas. Sus acantonamientos se suceden. Santiago del Estero (1900), Córdoba (1902), Campo de Mayo (1903), V.U. Rafael, (1904), Rosario (1905), Villa María (1905), Buenos Aires (1907) y Zárate (1907).

En 1910 formó entre los 32.000 soldados de la revista militar que solemnizó las fiestas del Centenario y luego de guarnecer Buenos Aires, sentó sus efectivos en la ciudad de. La Plata, capital del primer estado argentino.

En 1972 se le confiere en custodia el pectoral perteneciente al Gral San Martín por el triunfo de Chacabuco,

Durante los enfrentamientos internos, el cuartel fue objeto de agresiones menores y un intento de copamiento. A partir de febrero de 1975, envió personal de cuadros a la zona de Tucumán para participar del Operativo Independencia, desarrolló además operaciones de seguridad en el Gran Buenos Aires.

El 23 de diciembre de 1975, participó activamente en la recuperación del Batallón de Arsenales 601 Domingo Viejobueno Monte Chingolo.

En 1981 empieza a equiparse con vehículos mecanizados de la línea TAM, pasando a denominarse Regimiento de Infantería Mecanizado 7 "Coronel Conde".

El 2 de abril de 1982 fue transportado por modo aéreo a las Islas Malvinas. Operacionalmente fue asignado a la defensa de Puerto Argentino, en el sector Plata, subdividiéndose en tres subsectores: Plata 1, Monte London; Plata 2, Wireless Ridge y Plata 3, Península de Cambers.

A partir del 31 de mayo empieza a recibir el fuego de la artillería enemiga. El 4 de junio fracciones adelantadas del regimiento rechazan un intento de infiltración enemigo. Cuatro días después efectivos británicos del orden de una compañia, intentan forzar Plata 1 siendo rechazados.

Monte London se organiza sobre la base de la compañía "B" reforzada con morteros pesados, una sección de ingenieros y una dse infantería de marina. A las 22 horas del día 11 de junio se inicia el ataque británico sobre la citada posición.

Se realizan dos contraataques combatiéndose intensamente hasta llegar al combate cuerpo a cuerpo, obligándolo a retroceder momentáneamente y permitiendo el repliegue de los efectivos aferrados.

Desde el 17 noviembre 1982, ocupa los cuarteles de Arana predio que fuera su campo de instrucción y por ende más apto para su establecimiento y adiestramiento en una superficie total de 210 hectáreas. El antiguo cuartel dio lugar para la construcción del complejo cultural Islas Malvinas y habiendo sido decretado el Casino de Oficiales como Monumento Histórico, actualmente conserva funcionando en el un centro comercial y cultural que incluirá una sala relacionada a la historia Argentina y a esta Unidad.

En el año 1984, y como parte de la reestructuración del ejército, se convierte en Regimiento de Infantería Mecanizado, siendo dotado con vehículos de transporte de personal de la familia TAM (Tanque Argentino Mediano).

En 1989 la recuperación del cuartel del R I Mec 3 General Belgrano atacado por un movimiento delicuentes armado y organizado autodenominado "Todos por la Patria", verá llegar como primera Unidad a los Mecanizados del Regimiento 7.

El 3 de diciembre de 1990 participa en la recuperación del Regimiento de Infantería 1 "Patricios" durante lo enfrentamientos internos de la fuerza.

En 1992 como consecuencia de la reestructuración del Ejército, deja de pertenecer a la Brigada Mecanizada X pasando a integrar la Brigada Blindada Y.

En 1993 se encuentra en etapa de completamiento de vehículos mecanizados de línea VCTP TAM.

Lleva a la fecha más de cien años en la Provincia de Buenos Aires, arribando a la ciudad de - La Plata- el 12 de abril de 1917, ocupando los cuarteles de la calle 19 y 51 completando así la línea de poder en el trazado urbano concebido por el arquitecto Pierre Benoit diseñador de la Ciudad de La Plata.

En estos cuarteles firmaron la renuncia como Presidentes Constitucionales D Hipólito Irigoyén y Ramón Castillo. Desde allí los hombres de todas las jerarquías partieron a combatir en nuestras Islas Malvinas.

Allí nuevamente, su bravura fue puesta en evidencia durante su participación entre otros, en la acción de Monte Longdon, uno de los combates mas encarnizados del conflicto donde entre el 11 y 12 de junio efectivos del Regimiento, luego de ser sometidos a doce horas de cañoneo naval y cuando nuestro enemigo lograra la superioridad de 10 a 1, fue aferrado en sus posiciones y obligado a replegarse luego de haber causado cuantiosas bajas al enemigo. El Regimiento ofrendó 36 muertos y 84 heridos (Anexo 2 nómina de muertos y heridos), dando ello una idea de la intensidad de los combates en su sector de responsabilidad.

Este Regimiento tiene el orgullo de haber regresado con su Bandera de Guerra que habiendo sido enterrada para no caer en manos enemigas, fue exhumada y luego escondida entre la ropa de los cuadros para que finalmente embebida en tierra malvinense hoy pueda ser exhibida en el museo histórico de la Unidad.

Atesora además en su Museo objetos que perteneciendo al Arzobispado de La Plata están en custodia permanente en este Regimiento Sanmartiniano, estos son el "Pectoral de Monseñor Terrero", confeccionado con piedras preciosas, obsequio de la legión militar de Chile al Libertador y "El Sillón de Lectura" del Grl San Martín que fuera dado al Obispo por su sobrina Josefa Balcarce, nieta del Padre de la Patria.

Como Unidad de Infantería Mecanizada en estos días es la más potente por su material y nivel de adiestramiento recayendo sobre ella la responsabilidad de efectuar las demostraciones de la especialidad y el adiestramiento en apoyo de Institutos de Formación de Cuadros

Ha incorporado el primer adiestrador táctico concebido con el concepto "wysig" de informática y en el se basó el adiestrador que actualmente tiene el Batallón de Infantería del C M N.

El R I Mec 7 esta orgulloso de su probado pasado, del valor de sus hombres de hoy y de la gloria que le seguirá concediendo el futuro.

subir